domingo, marzo 19, 2006

Podrán decir...



Podrán decir que soy un soñador, pero no soy el único.

John Lennon.

---

Provocar la metáfora y que el grito solapado sea oído. Hacer de las palabras, mares de vida que en lo hondo lleven elegías escritas en algas. Inventar sueños y esperanzas que sabemos, no tendrán eco. Escribir a la paz para que nos respondan con guerras. Decir, una y mil veces, que nuestra vida sí importa. Que nuestros niños son iguales a los otros. Y nos contesten con una hambruna. Vociferar -¡porque lo merece, carajo!- que, como poetas, no permitiremos que nos roben la belleza, nuestra herramienta de trabajo. Invocar a los dioses aún a sabiendas de que nos responderán con demonios. Vociferar y que se enteren de que la palabra es nuestra, mientras suyo es el ruido sordo de las balas. Que pongan las barbas en remojo, que al final los venceremos. Pues una simple pluma puede más que todos ellos. Bramar ríos de vocablos que lleven correntadas de palomas, que substituyan a los halcones. Desdecir a la geopolítica fratricida con la pureza de unos versos bien escritos. Levantar banderas de palabras que sean aptas para abatir a las banderolas de piratas. E intentarán acallarnos, veremos cómo derrumban nuestros sueños; pensaremos que somos locos, pero sólo por tiempo limitado: nosotros tenemos el fuego primigenio. Los pobres, los parias, los descastados, los exiliados, los mártires, los hambreados, los pulverizados y los poetas. Saber que el verbo sirve para la pelea. Que desde él se atizarán brasas de aquel fuego que surgió con el mundo que no es de ellos. Para que no nos silencien y vuelvan a los cuarteles. Con la testa bien doblada.

---

"Podrán decir que soy un soñador, pero no soy el único."

© Juan José Mestre.

1 comentario:

Migdalia B. Mansilla R. dijo...

Querido Juanjo, quiero felicitarte por tan hermoso trabajo. Por este blog donde es fácil recrearse en tu talento, pero sobre todo, en tu sensibilidad y gran hacer en las letras.

Felicidades amigo y te visitaré seguido para releer, para comentar, para estar contigo.
Besos, Migdalia