domingo, marzo 19, 2006

Dos almas

Dos almas que se aman más allá de todo edén. Un sueño hueco muere en la noche. Este beso plagado de avernos, esta caricia preñada de lavandas hurtadas a la piel que no se siente. Esta desnudez que nos encarcela en el canto de algún búho. Jadeo de cartón piedra, grito de yeso inerte por no transigir a la relente de la hierba. Mis senos que te esperan y te anhelan de carne como ellos, un bolero que se escucha y el letargo que por fin duerme y se queda, inmarcesible rosa de pétalos caídos bajo la furia de mis poros, junto a tu presencia enarbolando tules en el espejo prendado del zarcillo que brilla en la cercana lejanía de la nada…

© Juan José Mestre


1 comentario:

Migdalia B. Mansilla R. dijo...

Esto es una maravilla!!! no me canso de decirlo.
Te felicito Juanjo, de todo corazón.
Besos, Migdalia