lunes, marzo 27, 2006

En este deambular de los espejos

Foto: Miguel Jaramillo

En este deambular de los espejos, lo humilde de las dunas asombra. Es el más singular plagio que se pueda hacer del infinito.

Una y otra vez, se reproducen las ondas troqueladas por el viento en la fuga permanente de la arena.

Es esa alteración imperceptible de la imagen tergiversada en el cristal de la luna cuando aparece al mediodía, mitad humo, mitad nube.

Fantasmas que se corren por milímetros en su orfandad de sueños. Lémures que, en la paradoja mayor de la utopía, crecen con la borrasca idealizada del cuarzo.

En el rubor del contorno incierto que es la vida, las dunas y el espejo se abochornan de la quietud del cielo: tan fijo, tan azul, tan sosegado que no pueden reflejarlo.

© Juan José Mestre







2 comentarios:

Anónimo dijo...

bellisimo texto juancito , hermosa web te mando mis saludos
verónica petek

Luis de Pablos dijo...

Bello texto y bella página, Juanjo, es un verdadero placer pasear por ella, cerca de ti.

Un abrazo

Luis de Pablos