jueves, abril 29, 2010

GOTAS

Es esa desazón
que inspira tanta
inclemencia

aquella llovizna
que se pierde en el
hambre insaciable

de la tierra misma
(la que hace del barro
lágrima

y de la lágrima
helecho entre
las piedras)



© Juan José Mestre

2 comentarios:

Isa dijo...

Entre la desazón y el milagro, tu poética tan plena de contrastes, tan dolorosa y hermosa. Ir rodeado de deseos parece ser el común de la vida. Abrazo desde la lejanía geográfica y desde la cercanía que sólo la poesía brinda, Isa

Juan Jose Mestre dijo...

Gracias Isa...!

Un beso...!